Con la participación de autoridades regionales y comunales, se llevó a cabo este lunes 27 la inauguración de la sede social de la Agrupación de Ciegos ACIL, en el marco del Aniversario 104 de la comuna de Lanco.

Tras siete años, desde su constitución, un 23 de mayo de 2014, ACIL puede ver hoy concretado uno de sus más grandes anhelos, el poder contar con un espacio propio, donde poder reunirse, y planificar sus sueños futuros.

Representando a la Ilustre Municipalidad de Lanco, estuvo presente, el alcalde Juan Rocha Aguilera y los/as Juan Santana, Pamela Ramírez, Mónica Patiño y César Troncoso, junto a la presidenta de la Agrupación ACIL, Ema Crespo Palma, socios/as e invitados especiales.

La sede social financiada con Fondos Regionales de Inversión Local, (FRIL) del Gobierno Regional, por un monto de 51 millones, se encuentra emplazada en calle Santiago, frente al centro de Diálisis. Posee 93,3 M2 construidos con pertinencia cultural Mapuche, en madera y considera, oficina administrativa, cocina y salón de reuniones.

 

En el evento, Ema Crespo Palma, presidenta de la Agrupación de Ciegos ACIL, expresó que “esta es la continuación de nuestros sueños, hemos participado en muchas actividades para fortalecer la inclusión e integración para que no solo sean palabras, y en esta, nuestra casa, vamos a seguir trabajando por ello con más fuerza”.

En la misma línea, Juan Rocha, alcalde de la comuna, aseguró que es un día histórico para ACIL y la comunidad de personas ciegas en Lanco, ya que “han estado por muchos años concitando un espacio para realizar sus actividades, donde puedan desarrollarse como organización y emprender nuevos proyectos”.

Precisamente, ACIL se ha destacado por ser un grupo muy activo, participando en clases de computación, alfabetización digital, talleres de lectoescritura en braille, encuentros culturales de música y encuentros deportivos inclusivos. De hecho, entre sus mayores logros, se encuentran dos jugadoras de ACIL que son parte de la selección nacional de Goalball.

Finalmente, la ceremonia culminó con un agradecimiento hacia las autoridades presentes y a todas las personas que han ayudado a concretar la obtención de su sede, y –posteriormente– se llevó a cabo el tradicional corte de cinta y firma de comodato.

Con su nuevo espacio, la agrupación espera seguir visibilizando a la comunidad de personas ciegas en Lanco y continuar realizando más proyectos en el futuro, pero ahora desde su propio lugar de organización.